NO al Cachete!!

Nadie tiene la receta mágica para llegar a ser madres/padres perfectos. Ojalá! Ojalá ante cualquier situación donde no supiéramos cómo actuar, nos sintiéramos desbordados, sin saber que hacer o que es lo mejor… tuviéramos un genio o un hada madrina que nos dijera paso a paso que debemos hacer. Pero no!

El primer error ya lo cometemos al pretender ser padres/madres prefectos. Eso no existe. Como seres humanos que somos, no nacemos aprendidos, nos equivocamos, una, dos… muchas veces. Tropezamos varias veces en la misma piedra. Sin embargo, lo que verdaderamente importa es saber parar, reflexionar, ver que hicimos mal, que podemos cambiar o mejorar, levantarse y solucionarlo. Aprender de los errores cometidos para no cometerlos de nuevo.

La responsabilidad de educar a un hijo, la responsabilidad de hacerlo sabiendo que lo que haces es lo mejor para él, es enorme. Pero sobretodo, es muy muy difícil. Y ya no solo por las dudas, miedos… por la culpa. Sino también por la “herencia educacional” que llevamos a nuestras espaldas. Las famosas “mochilas”.

Muchas veces, ante el desconocimiento, lo que hacemos es recurrir a lo que nos enseñaron de pequeños, a lo que se vino haciendo siempre. Sin embargo, los que me conocéis sabéis que soy de la opinión de que, porque algo se lleve haciendo de una manera toda la vida, no quiere decir que esté bien hecho. Solo hay que pensar en el tema cachete. Es una mochila que llevamos arrastrando desde pequeños. Lo vivimos, lo aprendimos, lo normalizamos… pero, NO está bien!

(más…)

Halloween… Puede Acabar en Pesadilla!!

Este ha sido el primer año que hemos celebrado Halloween, Samain aquí en Galicia. Y lo hemos hecho porque al peque todo esto de los bichos, telarañas, monstruos y fantasmas le alucina. No me digas por qué, pero así es!

Aprovechando que la escarlatina hizo acto de presencia para no perderse la fiesta, y que estuvimos sin poder ir al cole y sin salir de casa unos días, decidimos tirar la casa por la ventana. Decoramos la casa… telarañas, cucarachas, arañas, moscas, murciélagos… Improvisamos unos disfraces de médicos locos con cosas que teníamos por casa. Pintamos y decoramos dos calabazas. Hasta hicimos galletas. Eso sí, la parte de decorar las galletas mejor la obviamos, fracaso absoluto. En definitiva, nos lo hemos pasado bomba, y digo hemos, porque he disfrutado de todo, tanto o más que el peque. Estaré viviendo una segunda infancia?

(más…)

Una “Superheroína” con Muchas Capas!!

Había escuchado a las abuelas hablar de ella sin darle mucha importancia. Sin embargo, los rumores de sus poderes empezaron a ser comentados en prensa, revistas, internet… hasta en grupos de WhatsApp.

Un día en la oscuridad de la noche, desesperada, muerta de cansancio, sin saber que hacer… decidí hacer caso a todos esos rumores y fui en busca de su ayuda.

Allí estábamos frente a frente, la agarré, la miré fijamente y le dije: si de verdad eres lo que dicen que eres, si de verdad haces lo que dicen que haces… ayúdame!

Luego… haciendo acopio de lo que decían que tenía que hacer para que pudiera ayudarme, le quité todas y cada una de sus capas, la estrujé, lloré al hacerlo… respiré su olor… sí, dejé que su olor me invadiera… Y sin darme cuenta, de repente… de repente el milagro se produjo. Era verdad. Lo que decían era verdad. Desde ese momento se convirtió en mi “superheroína”.

A pesar de todo. Hay gente que la menosprecia. La desprestigian diciendo cosas como: es un engaño de las abuelitas, una farsa, es irritante, molesta… y apesta. Pero la verdad, o por lo menos mi verdad, es otra.

Y mi verdad es que sus poderes son reales. Por eso cuando veas que los seres malvados van a por ti y los tuyos. Cuando veas que no hay nada que puedas hacer para combatir esos virus malignos y sus síntomas… síntomas como son la tos, la congestión o el dolor de garganta… no lo dudes, solo tienes que ir en su búsqueda, porque ella te ayudará de una manera que ni imaginas.

A estas alturas de la historia estoy seguro que ya sabes quien es esa “superheroína”. Pero si eres uno de esos despistados que no sabes de qué estoy hablando. Te desvelaré el secreto. La “superheroína” con muchas capas es, ni más ni menos que: “LA CEBOLLA”

(más…)

Evento Espacio Madresfera!!

Martes… y las sensaciones y emociones del sábado siguen a flor de piel. Era un día que esperaba con ansia y finalmente no ha defraudado. Un día lleno de muchas primeras veces, primera vez que viajaba sola (más vale tarde que nunca), primer evento madresférico (y espero que el primero de muchos), primeros abrazos (abrazos de los que llenan por dentro), primera tarta de zanahoria (aunque a mí solo me supiera a canela), primeras fotos con mucha gente (las guardaré como tesoros), primeras ganas de quedarme en Madrid (pero la familia tira)…

Y es que para los que no lo sepan, el sábado, tuve la suerte y el privilegio de asistir al primer podcast en vivo de @madresfera (comunidad a la que ya sabéis que pertenezco desde hace un tiempo) en el Espacio Fundación Telefónica de Madrid. Pero además tuve la ocasión de poner cara, cuerpo y alma a mucha de la gente con la que he formado tribu en los últimos meses. Gente a la que no conocía en persona, pero con la que he compartido mucho, incluso trocitos de mi que a penas nadie conoce. Cierto es, que también faltaba alguna de la gente que forma parte de la tribu, pero ahora les digo que habrá más ocasiones, porque lo que tengo claro es que esta ha sido la primera, pero no la última. Porque sin duda alguna, quiero seguir rodeándome de gente que suma. Ya tenía confirmado que el contagio emocional funcionaba (lo hablé en este post), pero este sábado lo terminé de corroborar. Y es que aún me dura el subidón!!

(más…)

Por qué… Por qué… Por qué??

Mamá, por qué esta señora va en una silla de bebé (silla de ruedas)? Por qué tengo que ir al cole? Por qué hay que lavarse las manos? Por qué ese señor no tiene pelo? Por qué llueve? Por qué nos mojamos? Por qué Bob Esponja es una esponja? Por qué vive en una piña debajo del mar?

Sí, señores… no hay ninguna duda. El peque ha llegado a la etapa de los “y por qué?”

Los niños desde muy pequeños quieren saberlo/explorarlo todo. Al principio su forma de explorar y descubrir cosas es tocando todo, chupando todo, incluso tirando todo… en definitiva mediante la manipulación y la exploración de los objetos y su entorno, etapa que alcanza su momento álgido cuando comienzan a caminar. Sin embargo, es cuando empiezan a hablar y a manejar el lenguaje, cuando realmente empiezan las preguntas. Quieren saber el motivo de todo. De cada acción, decisión o cosa que hacemos. Eso, sumado a que los niños no tienen filtro, te puedes encontrar con preguntas de todo tipo. Preguntas curiosas, preguntas divertidas, disparatadas… preguntas inverosímiles… preguntas comprometidas, agobiantes.

(más…)