Categoría: Reflexiones

Culpa!

Culpa… No es una palabra nueva! La llevamos escuchando toda la vida. Sin embargo al hacerte madre adquiere un significado y una relevancia que antes no tenía.

Desde el mismo momento en que aparecen las dos rayitas en el predictor… la culpa hace acto de presencia. Pero no viene de visita, viene con todo su equipaje, para instalarse y quedarse ahí, al acecho, vigilando cada paso que das. Y aunque puedas pensar que es algo bueno, que viene a ayudar, pues no… no te hagas ilusiones. La culpa no ayuda. Su único afán es el de hacerte sentir mal, el de hacerte dudar, el de restarte confianza…

Estoy de tres semanas, y hace unos días me tomé tres copas de vino en la fiesta que hice en casa…

Ese fue mi primer pensamiento tras saber que estaba embarazada! Ya me estaba culpando de haberme tomado unas copas, aunque en ese momento ni siquiera supiera que mi peque ya estaba conmigo.

(más…)

Amigos vs Maternidad… de Verdad?

Una amiga (amiga de las de verdad) me pasó un artículo de etapainfantil con el titular “La maternidad muestra tus verdaderos amigos”. Me dijo que se sentía totalmente identificada y que le echara un vistazo. La verdad es que el tema me hizo reflexionar, y así de primeras, debo decir que hay cosas en las que no estoy de acuerdo.

No estoy de acuerdo en afirmar tan rotundamente que al convertirte en madre/padre no conservarás a ninguna de tus amistades anteriores. Como tampoco estoy de acuerdo en afirmar que esa estampida de amigos se deba, al hecho en sí, de haber sido madre/padre.

Y por qué no estoy de acuerdo?

(más…)

Niñofobia o Alternativa?

La niñofobia ha vuelto. Basta sólo con entrar en la redes sociales para darte cuenta de ello.

Y por qué ha vuelto? Pues a raíz de un suceso en un restaurante. Y es que ese restaurante decidió no darle una mesa a unos padres que iban acompañados de sus hijos, por el simple hecho de que los niños no le salían a cuenta. Si si… así como lo escucháis! El padre que se mueve bastante por las redes sociales, entre la incredulidad y la indignación, decidió hacerlo público con una tira cómica.

Esto empezó a correr como la pólvora y tal revuelo se montó, que al final, el restaurante no tuvo otra opción que pedir disculpas. Pero claro, esto ya no tenía marcha atrás. La polémica de si se debe prohibir la entrada a niños o no, de que haya hoteles libres de niños o no… ya estaba servida.

(más…)

No me Digas Cómo lo Tengo que Hacer… Apóyame!!

Ya sé que soy madre novata… ya sé que estoy abrumada, perdida y dudo de todo… ya sé que tú ya vienes de vuelta… y posiblemente tu intención sea buena… pero no, no esperes que siga paso a paso cada una de tus recomendaciones.

Y es que si te paras a reflexionar, cuando te conviertes en madre, es el momento en el que más gente tienes a tu alrededor, y al mismo tiempo en el que más perdida y sola te sientes. Nadie te pone una mano en el hombro para decirte, lo vas a hacer genial! Una mano que te ayude a mitigar ese miedo de no saber lo que haces, de dudar de todo. En su lugar solo te encuentras consejos, consejos y más consejos. Es mejor que hagas… y por qué no haces así… yo creo que si hicieses… NO, no me digas cómo lo tengo que hacer. Sólo dime, que haga lo que haga lo haré bien! Dime que no pasa nada por equivocarme. Que tendré tu apoyo cuando lo necesite. Que de los errores se aprende y se crece como madre.

(más…)

El Día de la Madre?

Mami -me pregunta papá- qué quieres de regalo para el día de la madre?

Para el día de la madre? -respondo sorprendida-

Pues sí, por muy increíble que pueda parecer, y a pesar de que al pequeño de la casa, le queda poco para cumplir los tres añitos, aún tengo lapsus momentáneos donde se me olvida que soy madre. Si es que aún me parece que fue ayer cuando el peque llegó a nuestras vidas para ponerla patas arriba!!

Echo la vista atrás y aún se me estremece el cuerpo al recordar los primeros momentos y días. Fueron tantas sensaciones juntas!!

Recuerdo como, ante todo pronóstico, me invadió una tranquilidad asombrosa con la llegada de las contracciones. A día de hoy, aún me sorprendo recordándome sentada en la cama, mirando el reloj, controlando los minutos y segundos de cada una de ellas… hasta que llegó el momento de marchar.

(más…)