Hace unos días papi me preguntó: Qué harías tú si el peque nos pregunta, Papá Noel existe?. La verdad es que hasta ese momento ni me lo había planteado. A ver, soy consciente de que ese momento tarde o temprano tiene que llegar pero, no fue hasta que me hizo la pregunta, que vi ese momento ahí, pisándonos los talones.

El peque ya tiene cinco añitos, y aunque me gustaría que no creciese, que su inocencia se quedase intacta… el tiempo pasa y, solo cuando nos detenemos a observar, es cuando realmente nos damos cuenta de como está creciendo, como está cambiando, como poco a poco empieza a sacar su carácter, su personalidad, como esa inocencia envidiable se va escapando a pasitos pequeños, mientras da paso a su parte más pícara, más observadora, más curiosa.

Después de haberme planteado la pregunta y, después de recuperar el aliento que, se me había escapado en un pequeño suspiro, por la sorpresa de la misma, mi respuesta fue clara: Decirle la verdad!!

Por qué ahora y no antes?

De pequeña nunca creí en Papa Noel (ni en los Reyes Magos). A la hora de hablar de las Navidades con amigas, compañeros… los veía hablar con una ilusión y unos recuerdos tan diferentes a los míos. Y no es que yo tenga mal recuerdo de la Navidad, para nada, tengo recuerdos muy bonitos, recuerdos en familia. Sin embargo, cuando hablan con tanta emoción de todos los preparativos, de la espera. Cuando hablan de esos nervios incontenidos por la llegada de Papá Noel (o los Reyes Magos), siento que me perdí algo.

Por eso al escucharlos, supe que esa magia e ilusión era lo que me gustaría para el peque. Y así lo hicimos. Año tras año, con la ayuda de familiares, amigos, el propio colegio, centros comerciales, ayuntamientos con sus luces y cabagaltas… nos fuimos dejando llevar por la corriente y fuimos dando de comer a la imaginación del peque, sin darnos cuenta de que, al final, nos lo ponen taaan fácil que, nosotros poco tenemos que hacer. Simplemente aportar nuestro granito de arena y dejarnos arrastrar… disfrutar.

Reconozco que, a veces, me pregunto si hicimos bien o mal. Me consta que hay gente que no está a favor de “engañar” a los niños con historietas de Papá Noel (o Reyes Magos). No se muy bien si es por el tema de sentir que les están engañando o de evitar que pasen un mal trago cuando se enteren de que todo era una fantasía, una invención. Supongo que habrá de todo. Sé que hay quienes incluso, como alternativa, prefieren crear sus propias tradiciones, sus propias costumbres… Sea de una manera o sea de otra, el principal fin es el de hacer disfrutar a los más peques. Que disfruten de la inocencia de ser niños, de una fantasía donde los protagonistas son ellos, como si de una película se tratase. Habrá un momento en el que todo esto quede atrás y me gustaría creer que todos estos momentos serán recuerdos especiales que perdurarán en su memoria. Me gusta pensar que todo esto ayudará a que ese niño que llevamos dentro, nunca desaparezca.

Entonces, por qué no inventarse otra treta para seguir alimentando la ilusión unos añitos más?

Creo que una cosa es dejarnos llevar, alimentar la ilusión y otra es que nos pregunte directamente Papá Noel existe? y decirle, . En este caso lo veo de otra manera, ya no se trataría de una treta, de un engaño… sería mentir. Y aunque pueda parecer que no hay diferencia entre una y otra, desde mi punto de vista sí que la hay. Hay mucha diferencia. Y la diferencia empieza en el momento en que te mira a los ojos y te hace la pregunta. Para mí este es el momento en el que hay que detenerse, hay que parar… porque aunque nos gustaría que esa ilusión, esa fantasía, durase eternamente, todo llega a su fin. Y para mí este sería el fin. Por eso cuando papi me lo preguntó, lo tenía tan claro.

No se si realmente llegará a plantearnos esa pregunta o no, no se como será el momento en el que llegue a descubrir que no existe Papá Noel. Puede que lo descubra él solo con el paso del tiempo, puede que se lo diga algún amigo en el cole, puede que se lo escuche a alguien en un despiste o… puede que nos lo pregunte. Desconozco como será, pero lo que sí se, es que si viene y me pregunta, Papa Noel existe? Mi respuesta será, no cariño, no existe. Pero siéntate, te contaré la historia de Papá Noel y te responderé a todo lo que quieras saber.

Vosotros como gestionáis el tema de Papá Noel (o los Reyes Magos)? Buscaríais otra treta para alargar su ilusión en el tiempo o también os detendríais?

Dejadme vuestros comentarios.

2 Comments on Papá Noel existe?

  1. Aaay cuantos años con esa pregunta, por suerte la mia nunca me lo pregunto, y aunque ella sabe que no existe porque ya es mayor no nos dice nada, sigue con ilusion la llegada de los regalos y seguimos viendo como la hermana pequeña se emociona

    • Si, yo también creo que a pesar de descubrir la verdad siguen viviendo la
      Navidad con ilusión. De manera diferente pero con mucha ilusión. Y sobretodo teniendo hermanos pequeños.
      Ojalá no crecieran nunca, jajajajajja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *