Estoy de vuelta!! Sí, después de más de un mes sin publicar, aquí estoy, para seguir con más energía que nunca este proyecto que con tanta ilusión empecé.

Os preguntaréis… por qué este parón?

Podría mentir y decir que, al igual que otra mucha gente, simplemente fue un parón vacacional. Que quería disfrutar de las vacaciones con la familia, dedicarles el 100% y desconectar de todo. Reconozco que en un principio sí que era esa la intención, pero cuando empezaron a pasar las semanas, y las vacaciones se habían acabado, me di cuenta de que lo seguía utilizando de excusa para no publicar.

Qué me estaba pasando?

Este blog es de las mejores cosas que me han pasado en la vida. Empezó siendo un proyecto personal, un compromiso público con el que buscaba darle la vuelta a mi vida y, finalmente, en él encontré una manera de expresar lo que siento y como lo siento. Una forma de plasmar mis pensamientos, mis reflexiones. Gracias a este blog he conocido a gente maravillosa y con la que conecto de una manera especial. Gente a la que admiro y que es muy muy grande.

Y entonces?

Entonces, me hice pequeñita!! 

Mi último post antes de “las vacaciones” fue de los más valorados. Mucha gente me comentó que le había encantado. Gente que se había sentido identificada y que me daba las gracias porque les había ayudado. Incluso gente como @martarivasrius (bloguera e influencer, además de una persona maravillosa), a la que admiro un montón, hizo una mención a mi post en su IG recomendando a la gente que se pasara por mi blog, para leerlo, porque según ella, le había alegrado el día. Ya os podéis imaginar la repercusión! De repente me empezaron a llegar notificaciones de gente que me había empezado a seguir. Buf!! Que subidón! No os lo podéis imaginar. En ese momento, me sentí super contenta, feliz… sentí que lo estaba haciendo bien, estaba emocionada! Al lunes siguiente, cuando entré en mi blog me encontré que mi ranking de @madresfera había pasado a estar entre los 250 primeros. Algo impensable para mí! Y de repente!! De repente el miedo se apoderó de mi. En vez de disfrutar del momento, de dar las gracias y aprovechar esa oportunidad para seguir creciendo… me paralicé!

Habéis oído hablar alguna vez del síndrome del impostor??

“El síndrome del impostor es la incapacidad de aceptar los logros propios y el miedo de ser `desenmascarado´ como un fraude (o impostor). Tener la sensación constante de que no eres lo suficientemente bueno.”

Así me encontraba yo.

Sin embargo, parece que este síndrome es bastante común. Solo hay que buscar algo de información para ver que el porcentaje de gente que lo sufre es bastante elevado. Algunos de los motivos que lo causan:

  • La baja autoestima y la falta de seguridad en uno mismo.
  • Dudar de las propias capacidades que uno tiene y compararse con otros.
  • Dificultad a la hora de aceptar elogios, cumplidos…
  • Incapacidad de disfrutar plenamente de los logros alcanzados.

Los tengo todos!! Me dejé llevar por ese cúmulo de sentimientos negativos y cuando me di cuenta, había puesto distancia de por medio, no solo con el blog, sino con la gente tan maravillosa que había conocido. Cada vez estaba más desconectada, aunque en el fondo había algo que me impedía hacerlo de todo.

Y es que aunque nuestras debilidades nos frenan (incluso nos llevan al fracaso), ser conocedores y enfrentarnos a ellas nos hace más fuerte. Por eso una parte de mi me decía que estaba cometiendo un error. Recordé mi primer post, los motivos que me llevaron a empezar este blog (paradójicamente, algunos de ellos, los mismos que ahora me frenan a seguir). Recordé mi compromiso público y conmigo misma. El trabajo y esfuerzo para llegar hasta aquí. Y decidí seguir adelante.

Cómo hacerlo? (soluciones al síndrome del impostor)

  • Aceptando los elogios y cumplidos
  • Valorándose y queriéndose más
  • Aceptando que no somos perfectos y podemos equivocarnos
  • Pidiendo ayuda y consejo a la gente de tu entorno
  • Rodeándote de personas optimistas y que te infundan alegría y motivación
  • Disfrutando de los logros obtenidos

 Así que, eso haré.

Aprenderé a quererme y valorarme más. A disfrutar de cada logro y cada cumplido. Seguiré poniendo mi corazón en cada palabra. Me seguiré rodeando y aprendiendo de gente maravillosa. Gente que gracias a este blog, se va cruzando en mi camino. Aceptaré con valor cada responsabilidad y reto nuevo. No me esconderé nunca más. Levantaré la cabeza y muy orgullosa diré: GRACIAS!!

El éxito se logra mediante el desarrollo de nuestros puntos fuertes, no mediante la eliminación de nuestra debilidades.

10 comments on “Síndrome del Impostor!!”

  1. Maravilloso!!! Lo que te digo, me flipa de verdad como escribes, como expresas cada sentimiento. Haces que parece que escribir sea fácil cuando no lo es. En serio, no es peloteo, no suelo ser nada pelota, pero sigue así porque de verdad eres muy buena!!!!

  2. Todo tiene sus subidas y sus bajadas y sus resubidas y sus rebajadas (que no rebajas). Yo no me creo que mi blog haya llegado tan lejos… y eso que hace dos años tenía 10 veces más comentarios. Lo paralicé cuando nació mi peque, y como bien dices, un poco de síndrome del impostor había por ahí o algo.
    He vuelto cuando todo se calmó. No consigo llegar a las cifras de entonces, pero mi blog es mío y me lo como yo.
    Un gran post, preciosa.

    • Para mí todo es nuevo. Aún no hice un año desde que empecé con él y me siento muy afortunada de todo lo que me está dando aunque a veces tenga que hacer un parón, porque me de vértigo, para coger aire y seguir adelante. Un beso grande grande

  3. Como sentir miedo, como sentirte pequeñita con ese gran don que tienes para expresar con palabras lo que otros no somos capaces ni de plasmarlo en nuestros pensamientos.
    Eres grande y nunca tengas miedo a equivocarte porque como dicen por ahí de eso también se aprende.

  4. Me encanta como escribes como dices exactamente lo perfecto en cada momento, enhorabuena por el blog y gracias por seguir contandonos parte de tus pensamientos y hacerlos también nuestros

  5. Lo mejor de ser humano es que no sólo tenemos defectos, si no que podemos aprender de ellos y superarlos. Te lo dijimos y te lo diremos, te queremos y eres muy muy grande. Así que si te sientes pequeña llámanos, te recordaremos que no es así!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *