Martes… y las sensaciones y emociones del sábado siguen a flor de piel. Era un día que esperaba con ansia y finalmente no ha defraudado. Un día lleno de muchas primeras veces, primera vez que viajaba sola (más vale tarde que nunca), primer evento madresférico (y espero que el primero de muchos), primeros abrazos (abrazos de los que llenan por dentro), primera tarta de zanahoria (aunque a mí solo me supiera a canela), primeras fotos con mucha gente (las guardaré como tesoros), primeras ganas de quedarme en Madrid (pero la familia tira)…

Y es que para los que no lo sepan, el sábado, tuve la suerte y el privilegio de asistir al primer podcast en vivo de @madresfera (comunidad a la que ya sabéis que pertenezco desde hace un tiempo) en el Espacio Fundación Telefónica de Madrid. Pero además tuve la ocasión de poner cara, cuerpo y alma a mucha de la gente con la que he formado tribu en los últimos meses. Gente a la que no conocía en persona, pero con la que he compartido mucho, incluso trocitos de mi que a penas nadie conoce. Cierto es, que también faltaba alguna de la gente que forma parte de la tribu, pero ahora les digo que habrá más ocasiones, porque lo que tengo claro es que esta ha sido la primera, pero no la última. Porque sin duda alguna, quiero seguir rodeándome de gente que suma. Ya tenía confirmado que el contagio emocional funcionaba (lo hablé en este post), pero este sábado lo terminé de corroborar. Y es que aún me dura el subidón!!

(más…)