Estamos de vuelta!! Y que mejor manera de hacerlo que con una recomendación. Recomendación que viene de la mano de Panasonic y sus cepillos de dientes eléctricos.

Vosotros sois de cepillo de dientes manual o cepillo de dientes eléctrico??

Nosotros llevamos unos años siendo del eléctrico, y no podemos estar más contentos. Por eso, si estáis pensando en dar el salto al eléctrico, sin duda, los de Panasonic, son una buena opción.

El último en pasarse al cepillo de dientes eléctrico  ha sido el peque. Y lo hizo gracias a su madrina que se lo regaló, hace unos días, por su cuarto cumpleaños. No os podéis hacer una idea de la ilusión que le hizo. Llevaba tiempo pidiendo uno, “yo quiero uno como el vuestro”, nos decía. Pero la verdad es que lo fui posponiendo porque me daba algo de miedo. A pesar de que ya se cepilla los dientes desde que le asomaron los primeros (fue de dentición tardía), aún está aprendiendo a hacerlo bien, como quien dice.

Además, cuando acudimos a la primera revisión del odontopediatra, se me olvidó comentárselo y me quedé con la duda. Duda que pude resolver, junto con otras muchas gracias a Lydia de @unamadreeneldentista. Y ya no solo eso, sino que, gracias a Lydia, también pude descubrir que había muchas cosas que nosotros también estábamos haciendo mal.

Por eso, junto con mi recomendación personal de usar cepillos de dientes eléctricos (eliminan más placa que uno normal), os voy a dejar unos sencillos tips que he recopilado para que a la hora de cepillarnos los dientes, lo hagamos de la mejor manera posible.

  • Esperar 30 min después de comer para cepillarse los dientes. No sé vosotros, pero yo esto no lo sabía y lo estaba haciendo mal. La explicación es que después de comer o beber algo, el pH de la boca disminuye y tarda un tiempo en volver a la normalidad. El ácido ataca la superficie del diente, eso hace que si nos lavamos los dientes nada más terminar de comer vamos a repartir y frotar todo ese ácido por toda la boca y contra los dientes. Sin embargo, si esperamos 30 minutos, el pH habrá vuelto a la normalidad gracias a la saliva, y ya no habrá problema.
  • No excederse con la pasta de dientes. No es necesario llenar el cepillo de pasta de dientes tal y como se muestra en los anuncios de la tele. La cantidad recomendada de pasta de dientes sería, para niños de 0 a 2 años simplemente manchar el cepillo de dientes, para niños de 2 a 3 años la cantidad equivalente a un grano de arroz, a partir de los 3 años en adelante, adultos incluidos, la cantidad suficiente será la equivalente a la de un guisante. Otro apunte en relación a las pastas de dientes es la cantidad de flúor que deben tener. De manera que de 0 a 2 años deben contener hasta 1000 ppm de flúor. De 2 a 6 años será de 1000 a 1450 ppm de flúor. A partir de 6 años, adultos incluidos, el aporte adecuado será de 1450 ppm de flúor.
  • Cepillarse correctamente todos los dientes. Para que el cepillado sea correcto debe hacerse durante 2-3 minutos, en pequeños movimientos circulares y siempre en el mismo orden para no dejarse ninguna pieza dental. Cepillarse siempre después de cada comida (esperando los 30 minutos). Aprovecho este apartado para aclarar la duda del cepillo de dientes eléctrico en niños. Se recomienda que primero aprendan a cepillarse los dientes de manera correcta, una vez que sepan hacerlo bien podrán pasarse al eléctrico si así lo quieren. Por lo que en nuestro caso seguiremos alternando el normal con el eléctrico para que aprenda a hacerlo bien.
  • No enjaguar la boca después del cepillado. Otra de las cosas que nosotros estábamos haciendo mal. Y que efectivamente una vez explicado tiene toda la lógica del mundo por muy raro que suene. Lydia explica que la pasta de dientes es un complemento del cepillado con distintas sustancias que benefician nuestros dientes como es el caso del flúor. Pero claro, requiere un tiempo que haga su función y 2 minutos de cepillado no es suficiente. De ahí que al igual que se hace con el colutorio, tras el cepillado debemos escupir el sobrante sin enjuagar la boca. Es más, no se debería beber ni tomar nada hasta pasados 30 minutos.
  • Usar hilo y enjuague bucal. A pesar de cepillarnos correctamente los dientes, es imprescindible el uso de hilo dental y un enjuague bucal o colutorio.
  • Renovar el cepillo de dientes o el cabezal del cepillo de dientes eléctrico cada 3-4 meses.
  • Comer sano. Puede parecer obvio pero comer de manera sana puede ayudar a nuestra dentadura. Para ello se deberá evitar el abuso de azúcares, bebidas carbonatadas, café… y por supuesto el tabaco, que afecta enormemente a nuestra dentadura y sobretodo a las encías.
  • Acudir a vuestro dentista con regularidad, mínimo, una vez al año. Las revisiones son muy importantes.

Para una información más completa no dudéis en acceder a la web de mi querida Lydia (@unamadreeneldentista).

Y acordaros, si estáis pensando en cambiar vuestros cepillos de dientes, Panasonic tiene una línea muy completa de productos para vuestros dientes.

 

1 comment on “Cepillo de dientes eléctrico en niños y buenos hábitos de higiene bucal”

  1. El hilo dental indispensable, no sabía lo de esperar media hora, nosotros en casa estábamos pensando en pasarnos al eléctrico probaremos gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.