Este año os traigo una decoración de Halloween para puerta y calabaza muy sencillas y que será el terror de lo más pequeños. Y quien dice terror, dice diversión, porque a mi peque Halloween no le gusta… le encanta!! No sabéis todo lo que disfruta viendo los disfraces y escaparates de la tiendas, cuanto más terroríficos son, más le gustan. Sin embargo, como ya os conté en el post Halloween puede acabar en pesadilla, tened cuidado porque estas fiestas no son para todos los niños. Nadie mejor que vosotros conoce a vuestros niños para saber si están preparados para estas fiestas, y para ver determinadas cosas o no. 

Así que ya sabéis, si vuestros peques son como el mío, tomad nota porque esta decoración les va a encantar.

Cosas que necesitamos:

  • Bolsas negras de basura de 100 litros
  • Cartulina blanca, negra y roja
  • Un pantalón viejo
  • Un calcetín
  • Un zapato o zapatilla
  • Relleno de cojín
  • Pintura acrílica roja y pincel
  • Tijeras, rotulador, celo transparente y pistola de silicona

Preparativos previos:

Lo primero que haremos será cortar una pierna del pantalón un poco más abajo de la rodilla. Por otro lado cogemos el calcetín y lo rellenamos con el relleno que habremos sacado de un cojín viejo. Le ponemos el zapato o zapatilla y a continuación cosemos o pegamos con la pistola de silicona el calcetín al trozo de pantalón.

Al resto del pantalón le haremos varios cortes y agujeros y los pintaremos de rojo como si fueran desgarros, arañazos o heridas. 

Una vez que hemos hecho estas dos cosas con el pantalón podemos continuar.

Para la puerta:

Empezaremos cubriendo la puerta con las bolsas de basura. Elegimos las bolsas de 100 litros porque son justo del ancho de la puerta. Con dos bolsas será suficiente para cubrir toda la puerta. Las pegamos a la puerta ayudándonos de celo transparente. Con la tijera haremos el hueco para la cerradura de la llave y si tiene pomo también para el pomo de la puerta.

Ahora en cartulina blanca haremos los ojos de los monstruos. Haremos unos grandes que serán los del monstruo principal y luego un par más pequeños. También haremos los dientes. Al igual que antes haremos unos para una boca grande y luego un par más pequeños y con otra forma. En la cartulina roja haremos los círculos de los ojos, la pupila de los ojos irá blanca, por lo que también cortaremos círculos pequeños blancos. Primero pegamos las pupilas blancas a los círculos rojos y luego los círculos rojos a los ojos. Por último pegamos los ojos a la puerta, todo ello ayudándonos de la pistola de silicona.

Nuestra puerta tiene un pomo redondo en el medio, así que la boca grande la pegaremos dejando el pomo de la puerta en medio de la dentadura de arriba y de abajo. 

Ahora cogemos el pantalón. Este nos servirá para tapar el pomo de la puerta y de paso le daremos un toque más terrorífico. De manera que iremos pegando el pantalón con la pistola de silicona dando el aspecto de que el monstruo se está zampando a alguien

Con la pintura roja decoraremos las puntas de los dientes de los monstruos y retocaremos el pantalón si fuese necesario. 

Para terminar y darle un toque aún más terrorífico. En cartulina negra haremos unos murciélagos de distintos tamaños y los pegaremos con celo transparente alrededor de la puerta. Incluso podéis poner un poco de telaraña también.

Para la calabaza:

Abrimos la calabaza y la vaciamos con la ayuda de un cuchillo y una cuchara.

Luego con el rotulador dibujamos los ojos y la boca. La boca es necesario que esté bastante abierta y mostrando los dientes de medio lado para conseguir el efecto de que se está comiendo algo. 

Una vez dibujada, con la ayuda del cuchillo vamos cortando con mucho cuidado. Para que el efecto sea más chulo debemos dejar sin cortar los círculos de los ojos y los dientes. Estos los tallaremos de manera que solo les quitaremos la piel. 

Una vez que esté lista metemos la pernera del pantalón que teníamos preparada, con el calcetín y el zapato, en la boca de la calabaza. Por último con la pintura roja pintamos el pantalón, los ojos y los dientes de la calabaza para darle ese toque sangriento y… wuala!! Tenemos un calabaza carnívora. Terroríficoooo!!

Ya tenemos lista la decoración de Halloween. Nosotros la hemos completado con un poco de telaraña y algunas arañas pequeñas. Ahí ya depende de vuestra imaginación.

Que os parece? Ya veis que es muy fácil así que animaros, seguro que disfrutáis mucho haciéndolo con vuestros peques y para ellos es súper divertido. 

1 Comment on Decoración de Halloween para puerta y calabaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *