Es empezar diciembre y parece que ya huele a Navidad. Sí, ya se que los escaparates ya están adornados desde hace semanas. Que muchos pueblos y ciudades ya tienen las luces puestas y luciendo desde hace días. Pero sin embargo, no es lo mismo. Es como si noviembre fuera el calentamiento previo a una carrera. Ves desde las gradas como se preparan, pero realmente no es hasta que llega diciembre cuando comienza la carrera. Diciembre es, como quien dice, el pistoletazo de salida.

Hoy por fin muchos niños comenzarán la cuenta atrás para la llegada de Papá Noel. Ese personaje que en muchas casas sirve de ayuda (chantaje) para que los peques se porten bien. Ese personaje gordinflón, de traje rojo y barba blanca que tanta ilusión les hace porque llevan escuchando hablar de él mucho tiempo. Y oye, que siempre hablan bien. Es más, todo el mundo dice que ese tal Papá Noel les trae muchos regalos a los niños. Solo hay que portarse bien y escribirle una carta al Polo Norte pidiéndole que quieres que te traiga de regalo. Así que, sí, debe ser alguien muy guay.

Como no van a desear que llegue ese día?

En casa aún no hemos puesto el árbol de Navidad, lo haremos en unos días, siempre lo solemos poner en el puente de diciembre. Sin embargo, en el cole, ya han empezado a cantar villancicos, a hacer adornos para la clase… y si a eso le sumamos (como ya os hablé en este post) que está en la fase de querer saber el por qué de todo, es normal q aparezcan las preguntas como: Cuándo es Navidad? Ya es Navidad? Cuándo viene Papá Noel? Falta mucho? Y por qué? Me va a traer regalos?

Así que este año, dejándome contagiar otra vez de su ilusión, e invocando ese espíritu navideño que gracias a él ha ido resurgiendo. He decidido hacer un calendario de adviento para ayudarle a que la espera sea más llevadera.

Tengo que reconocer que es una manera fácil y sencilla para que los más pequeños lleven la cuenta de los días que faltan para que llegue Navidad, pero sobretodo, para que llegue Papá Noel, y así, evitar que todos los días nos estén preguntando, queda mucho para que venga Papá Noel? Porque aunque no sepan contar, con solo mirar el calendario sabrán si quedan muchos o pocos días. Van viendo como pasan los días al mismo tiempo que obtienen una recompensa, lo que hace que la espera sea más agradable y divertida. Cuando se den cuenta, ya llegó el día. Es hora de poner las galletas debajo del árbol e ir a dormir porque Papá Noel está a punto de llegar.

Así que si a vosotros también os parece buena idea lo del calendario de adviento. A continuación, os cuento como hice el mío.

Para empezar, aprovechando que recientemente me uní a la tribu #losinventosdemama, y en el reto de este mes teníamos que inventar algo utilizando hueveras. Guardé unas pocas para hacer el calendario. Luego, a mayores, use fieltro, cordón y goma eva.

Con las hueveras lo que hice fue cortarlas, pintarlas de rojo, pegarle unas tiras de fieltro negro a modo de cinturón y una hebilla redonda de goma eva (blanca con brillantina) para poner el día del mes. La idea es que las hueveras hagan de barriga de Papá Noel y que dentro lleven, en mi caso puse figuras y monedas de chocolate, pero lo que vosotros queráis. Podéis elaborar un juego, actividades, otras cosas de comer que no sean perecederas…

A parte, con el fieltro hice la base del calendario, y también las botas y las cabezas de Papá Noel (gorro, barba, nariz, bigote..) Esto quizás sea lo más laborioso ya que son muchas piezas pequeñas que luego hay que montar. Yo las he pegado con pistola de silicona.

A las hueveras, ya convertidas en barrigas, les hice unos agujeros en la parte de abajo para pasar el cordón rojo. Este simulará las piernas, que una vez colocadas les pegaremos las botas.

Las cabezas de Papá Noel, una vez montadas, se pegarán a la base del calendario. Luego hice dos agujeros, uno justo debajo de la cabeza, en la base de fieltro del calendario, y otro en la barriga en la parte de arriba. De esa manera las podremos unir con un cordón, del mismo que se utilizó para las piernas. Para ello lo pasaremos por los dos huecos y de esa manera las barrigas quedaran colgando y se podrán girar.

Con goma eva de brillantina adorné la base de fieltro donde irán los Papá Noeles. Tanto en los laterales, como para separar los distintos pisos de Papá Noeles.

Luego metí los chocolates en las barrigas (si puede ser q sean con envoltorio tipo moneda de chocolate o figurita). Para taparlas utilicé papel de seda negro, y recorté el papel sobrante. De esta manera llegado el día, ese papel será el que se rompa fácilmente para extraer la chocolatina. A continuación el número de la hebilla se tachará o se dejará el Papá Noel girado!

Un día menos!

Para terminar, con un palo de madera y unas tiras de fieltro del mismo color que la base, hice la sujeción por donde ira colgado el calendario. Para ello utilicé el mismo cordón que para cabeza y piernas.

Y ya está! Un calendario de adviento de Papá Noeles!

Que os parece? Os gusta?

Al peque le ha encantado! Y por fin hoy podremos estrenarlo!

Vosotros también hicisteis un calendario de adviento?

Quieres formar parte de la tribu #losinventosdemama? Si es así ponte en contacto conmigo y te diré lo que tienes que hacer.

Huele a Navidad o no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *