Que levanten la mano todas las madres que se han sentido alguna vez como “la mala de la película”.

Y cuando digo mala me refiero a estar todo el día dando órdenes. Eso no se hace, pórtate bien, lleva eso a su sitio, termina lo que tienes en el plato, no eches agua fuera de la bañera… En definitiva, poniendo normas.

Mientras, en un mundo paralelo, está papi. Relajado, divertido… saltándose las normas, haciendo travesuras… echando por tierra el trabajo que mami lleva haciendo todo el día.

En esos momentos, los miras, y no sabes si reír o llorar, no sabes si te enfada o realmente te da envidia.

Eres consciente de que tú eres la que pasas la mayor parte del día con el peque. Por lo tanto, es normal que tengas que estar dando órdenes y poniendo límites. Aunque no quieras, acabas adoptando el papel de “poli malo”. Papi sin embargo, debido a su horario de trabajo, pasa mucho menos tiempo, y ese tiempo lo aprovecha para disfrutar del peque. Hacer de “poli bueno”.

De todas formas, no creo que se trate solo del tiempo que pase cada uno con el peque. Sino que esos papeles de “poli bueno” y “poli malo” son una analogía a la responsabilidad que como madres y padres tenemos en la educación de nuestros niños.

Las madres, tal y como confirman miles de estudios, seguimos teniendo muchísimo más peso y responsabilidades a la hora de criar a nuestros peques. Nos hacemos cargo de muchas más cosas. Tenemos más presión, y aún encima, nos sentimos más juzgadas. He dicho nos sentimos? Perdón, quería decir, nos juzgan más.

Por eso yo creo que aunque también tenemos nuestros momentos de diversión, de jugar, de consentir… por norma general siempre van a primar los de poner normas, marcar límites.

Alguna madre, cansada de ser el “poli malo”, ha intentado cambiar de papel y ser el “poli bueno”?? Lo habéis conseguido?

Alguna ha utilizado la estrategia de convertir al papi en el “poli malo” desde la distancia?

No hagas eso… sino cuando venga papá te va a reñir.

Te estás portando muy mal… cuando venga papá se lo voy a decir.

Y luego cuando llega papá, qué pasa?

Que sigue siendo el “poli bueno” y tú… tú no solo eres el “poli malo” sino que perdiste credibilidad. Así que, si alguna mamá ha conseguido cambiar los papeles, por favor que comparta su secreto con la humanidad. Yo creo que es misión imposible. Y en parte pienso que la culpa es nuestra.

Tenemos la mala (o buena) costumbre, la necesidad, de querer controlarlo todo. Somos nosotras las culpables de que muchas veces ellos, los papis, no tengan mas responsabilidades, porque no se las damos, no les dejamos. Y ellos están cómodos y felices en ese papel.

Pero sabéis que, que independientemente de que pasemos más tiempo con nuestro peques y tengamos que poner más límites, independientemente de que tengamos más responsabilidades, independientemente de que seamos el “poli malo”, los peques necesitan esos límites y al final lo acabarán agradeciendo.

Cuando estén enfermos, se sientan mal, tengan un problema… acudirán a nosotras. Porque somos las que le damos seguridad con esos límites. Y no lo digo como algo positivo, al contrario, creo que tenemos que seguir luchando en la repartición igualitaria de responsabilidades. Que los peques no vean a sus mamis/papis como el “poli bueno” y el “poli malo”, sino a dos personas que desempeñan el mismo papel. Que cuando los peques necesiten algo o tengan algún problema, puedan acudir a cualquiera de los dos. Que los dos sean los encargados de establecer y aplicar las normas en casa, los límites de lo que está bien y mal. Que uno no desacredite en ningún momento al otro.

A lo mejor cuando llegue ese día las madres nos podamos liberar, podamos relajarnos y entonces dejemos de sentirnos como “la mala película”.

Las imágenes de este Post están sacadas de la película animada de “Cigüeñas“. Y cómo podéis ver es un guiño a esa generalización de que mamá es el “poli malo” y papá el “poli bueno”.

Y vosotros?? En vuestras casas también hay “poli bueno” y “poli malo”?

2 comments on “La Mala de la Película!!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *