BOX para Fotos!!

El que más o el que menos tiene cientos y cientos de fotos guardadas en su ordenador, en el móvil, en un disco duro o en la nube… Porque tenemos que reconocer, que con la llegada de las cámaras digitales, y la incorporación de estas a los móviles, el tema de las fotos se nos está yendo de las manos. Sacamos fotos a todo, en cualquier momento y en cualquier lugar. Y te da igual que puedas mirar, en ese mismo momento, si ha salido bien o no. Sacas decenas y decenas, (por si las moscas), ya tendrás tiempo después de seleccionar las que te gustan y borrar el resto. Algo, que casi nunca se hace. Hasta que llega un día, que por el motivo que sea, decides que con esas fotos te gustaría hacer un álbum, y entonces… sólo entonces desearías volver a la época de las analógicas. Sí, a esas de 24 por carrete. Con lo fácil que era llegar con esas 24 a casa y meterlas en un álbum de fotos!

Eso mismo deseé yo no hace mucho. Buf!!! A mí, con la llegada del peque, sí que se me fue de las manos. Quieres inmortalizar cada gesto nuevo, cada monería… y por cada cosa nueva que hace, 10, 20, 30… fotos. Y eso sin contar las que te mandan los abuelos, padrinos, tíos, amigos, profes de la guardería… Vamos, que en cuestión de unos añitos me encuentro con la friolera de 10000 fotos (tirando por lo bajo). Sí sí… y aunque la mayoría son repetidas, de esas que decimos, ya borraré luego… Al final, siguen siendo miiiiles de fotos. A ver quien es el valiente ahora que se pone a hacer un álbum de fotos (quien dice uno…). Pues yo!! Me dije!!

(más…)

Tecnología… Sí!!

El uso de la tecnología es un tema que trae mucha controversia, pero cuando se habla del uso de la tecnología en niños, muchísima más. Nos podemos encontrar opiniones de todo tipo y para todos los gustos. Desde que son perjudiciales porque generan adicción, insomnio, aislamiento, obesidad… a todo lo contrario, que ayudan con el aprendizaje, la autoconfianza, la comunicación y colaboración, la toma de decisiones…

No voy a entrar en el debate de si es malo o no. Pero si me preguntaran que pienso… diría que para que el uso de la tecnología produzca obesidad en un niño, es necesario que ese niño eche muchas horas sentado, delante de la tele, el ordenador, la consola… Diría que si le produce insomnio es porque le estamos dejando jugar a una hora que no es la adecuada (siempre se recomienda no hacerlo antes de la hora de dormir para que no se estimulen en exceso). Y si es aislamiento, diría que es porque están anteponiendo la tecnología a relacionarse con el mundo. En definitiva, yo considero que la tecnología en sí, no es mala. Lo que es malo, es el uso irresponsable de la tecnología. Y la responsabilidad máxima de que eso no suceda NO es de los niños, sino de los padres. Somos los padres los que debemos establecer unas normas, unos horarios… debemos educarlos en el correcto uso de la tecnología y estar pendientes en todo momento de los efectos que provocan en ellos.

(más…)

Como Elegir Cole y no Morir en el Intento!!

Después de dos semanas sin cabeza para pensar en nada más que no fuera decidir a qué cole mandar al peque, aquí estoy de vuelta!

Han sido dos semanas intensas, de dormir poco, darle muchas vueltas a la cabeza y dudar de todo.

Puede que parezca exagerado, pero para mí fue una decisión muy difícil de tomar. Y después de hablarlo con mucha gente, la mayoría coinciden en que es una decisión que, o lo tienes muy claro, o te cuesta un mundo decidir. Gracias a toda esa gente por sus palabras de apoyo!!

(más…)

Carnaval, Carnaval…

Hoy es martes de carnaval! Esa fecha donde pequeños y grandes dejan volar su imaginación, pierden la vergüenza y simplemente disfrutan.

Unas fiestas que algunos teníamos aparcadas y observábamos desde las gradas. Y que ahora, con un peque como protagonista, nos vuelven a hacer partícipes (momento déjà vu).

(más…)

Amores Perrunos!

Esta semana fue San Valentín. El día del amor por excelencia. Y me gustaría aprovechar el momento para hablar de un amor incondicional, un amor sincero y leal… el amor perruno.

Hay mucha gente que no entiende que puedas querer a un perro como si fuera un miembro más de la familia. Se echan las manos a la cabeza si les dices que duerme en la cama contigo, o que adoras cuando te come a besos porque te alegra el día. Se ríen cuando te ven ponerle un jersey antes de salir a pasear, para protegerlo del frío o de la lluvia. Por gastarte dinero en un champú especial para mantenerle el pelo sedoso, o incluso comprarle un regalo por su cumple. Y ahora, mientras lo escribo, me doy cuenta de lo poco que recibe a cambio de lo mucho que da.

(más…)