Venga, ya no os hago esperar más, hoy por fin os traigo la receta de lasaña de carne que tanto me pedisteis.  Así que, a remangarse que entramos en faena. Vamos allá.

Ingredientes:

La pasta:

  • Pasta de lasaña
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación:

Aquí podéis elegir la que prefiráis, las hay que ya no es necesario cocerlas ni meterlas previamente en agua, van directamente al horno. Sin embargo lo que recomiendan es ponerle bastante salsa para que puedan absorber el líquido y así no queden duras. Yo a pesar del engorro, sigo prefiriendo las clásicas, las de cocer de toda la vida. En concreto, las de gallo de etiqueta negra y al huevo.

Imagen de una caja de pasta de lasaña debajo la marca gallo de etiqueta negra y al huevo.
Para cocerlas ponemos una olla grande con bastante agua y sal. Cuando empiece a hervir echamos un chorrito pequeño de aceite de oliva suave y luego vamos echando las láminas de la lasaña, de una en una. Es muy importante al principio removerlas bastante para que no se peguen. Y durante la cocción seguir removiendo de vez en cuando con cuidado para que no se rompan. Cuando estén listas ponemos la olla debajo del grifo de agua fría y esperamos a que el agua de la olla ya esté fría para poder sacarlas.

Cogemos un paño limpio de cocina y las vamos sacando y poniendo encima del paño para que este absorba el agua. Las reservamos para luego.

El relleno:

  • 750gr de carne picada mixta (verso y vacuno)
  • 4 zanahorias
  • 1/2 puerro o cebolleta
  • Ajo en polvo
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Un bote de salsa de tomate (sobre 400gr)
  • 400 gr de queso en lonchas

Preparación:

En una cazuela ponemos la zanahoria y el puerro picados menuditos y los dejamos pochar un poco. A continuación echamos la carne y la vamos removiendo hasta que se cocine bien y no quede ninguna zona rosada. Le echamos ajo en polvo y pimienta negra y seguimos removiendo. Cuando la carne esté bien dorada le echamos el bote de salsa de tomate, lo tapamos y lo dejamos cociendo a fuego medio durante veinte minutos, removiendo de vez en cuando.

Aquí si queréis también podéis variar. Yo a veces a la carne le echo espinacas,  champiñones, calabacín…

La bechamel:

  • 1 cucharada grande de margarina
  • 1 cucharada grande de harina de trigo
  • Sal
  • Leche semidesnatada
  • Nuez moscada

Preparación:

Ponemos en un cazo la cucharada de margarina a fuego medio, cuando esté derretida agregamos la cucharada de harina y removemos hasta que se mezcle bien y no quede nada de harina blanca. Se agrega un poco de leche y se remueve hasta que se disuelva bien la masa que se formó con la harina y la margarina. Agregamos más leche, sal y nuez moscada. Removemos todo el tiempo, sin parar, hasta que vaya espesando. Si vemos que va a espesar mucho, agregamos más leche, ya que no nos interesa que quede muy espesa, sino más bien suelta.

Montaje:

En una fuente de horno vamos a montar los pisos de la lasaña. Empezamos con las láminas de la lasaña, las colocaremos de manera que ocupemos todo el fondo de la fuente. A continuación agregamos la carne, esta la iremos añadiendo poco a poco y la repartiremos bien sin llegar a amontonarla. Luego echamos una poca bechamel, no se pretende cubrir toda la carne de bechamel, solo echarle unos chorritos por encima. Lo siguiente son las lonchas de queso con las que cubriremos bien toda la carne.

Ahora repetiremos el proceso dos veces más.

En la última capa después del queso, añadiremos de nuevo láminas de lasaña, pero esta vez las taparemos completamente echándole por encima bechamel y luego de nuevo queso, pero en esta ocasión mejor con queso rallado de fundir.

Por último la metemos en el horno a 180 grados con fuego por los dos lados, hasta que veamos que está el queso dorado. Sobre 15 minutos más o menos.

La foto de una lasaña de carne casera recién salida del horno

Y lista para servir. Rica rica!!

Qué os parece? Yo os puedo asegurar que el que la prueba luego repite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.