Pues aquí estamos, el peque y yo, mano a mano, con los delantales puestos y las mangas remangadas para meternos en faena y preparar nuestra receta para el concurso “esto me aneta muchísimo” de madresfera y caldos aneto

En esta ocasión nos piden realizar una receta elaborada con y para niños y además utilizar alguno de los caldos básicos de aneto. Y nosotros… nosotros ya sabemos que vamos a preparar. 

Ingredientes:

  • Caldo Aneto de verduras
  • Sopa de letras
  • Láminas de gelatina
  • Minitaquitos de jamón serrano
  • Huevo
  • Moldes de figuras

Paso a paso:

Lo primero que haremos será poner el huevo a cocer. Cuando esté listo lo cortaremos muy muy menudo y lo reservaremos. También reservaremos el jamón serrano, que se puede utilizar así al natural, o si preferís, se puede tostar un poco en la sartén.

A continuación, ponemos el caldo aneto de verduras a calentar a fuego medio. Mientras se va calentando pondremos las láminas de gelatina en agua para que se vayan hidratando

Cuando el caldo de verduras ya esté caliente retiraremos un poco para un bol y al resto le añadiremos la sopa de letras y lo mantendremos a fuego medio. En nuestro caso hemos elegido la sopa de letras porque al peque le encanta, le gusta buscar letras y formar palabras. Así que siendo una receta pensada por y para niños nos pareció que era perfecta.

Al caldo que hemos retirado para un bol le añadiremos las láminas de gelatina que teníamos a remojo y que ya deben estar hidratadas. Removeremos hasta que se disuelvan por completo y reservamos junto con el jamón y el huevo. 

A continuación, cogemos los moldes de figuras. Nosotros hemos utilizado unos que teníamos con forma de pez y de estrella, pero en caso de no tener servirán los típicos cuadrados de toda la vida. Los iremos rellenando con un poquito de jamón y de huevo, junto o por separado, como prefiráis, sin echar demasiada cantidad. Por último, iremos añadiendo por encima el caldo con la gelatina. Una vez hayamos terminado los metemos en la nevera hasta la hora de servir la sopa. Tiempo suficiente para que se cuajen.

Emplatado:

Antes de nada desmoldamos algunas figuritas de gelatina. 

Echamos en un plato hondo dos cucharones de sopa y a continuación le ponemos las figuritas de gelatina.

Espolvoreamos un poquito de perejil en polvo y tachán!! Listo!! 

Las figuritas de gelatina se pueden comer así y notar el contraste de texturas o si remueves la sopa verás como con el calor se van disolviendo poco a poco y desaparecen dejando que el jamón y el huevo se mezcle con la sopa. Al peque le ha encantado participar y se ha divertido comiéndola.

Qué más podemos pedir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *