San Valentín, ese día en el que las parejas hacen gala de su amor. Las floristerías y restaurantes, las perfumerías y joyerías, hacen su agosto particular. Y mira, no vengo a criticar si es algo comercial o no. No, señores. Todo lo contrario, vengo a deciros que lo aprovechéis por todo lo alto. Porque a veces cuando estamos atascados, solo necesitamos un empujón, una excusa para volver a tomar las riendas.

Vengo a deciros que hoy, dejéis de lado todo el estrés, los enfados, el trabajo, las culpas, los reproches… vengo a pediros que os cojáis de la mano, os miréis a los ojos, y os dejéis llevar sin importar lo demás. Quiero que os deis cuenta de lo mucho que os echáis de menos a pesar de vivir bajo el mismo techo. De lo importante que es dedicarle tiempo a nuestros hijos, pero también a la pareja. Porque sí, tener hijos sin duda es un reto para la pareja. Y solo depende de lo unidos que estemos para poder superar esos retos o quedarnos por el camino.

(más…)