Etiqueta: Aprender jugando

El mejor consejo que me han dado: “abraza el caos”

Cuando me convertí en madre mi vida dio un giro de ciento ochenta grados. Al mismo tiempo que aprendía a lidiar con las opiniones ajenas, con la lactancia materna, con las dudas, la culpa, el cansancio… tenía que ver como el caos pasaba a convertirse en el protagonista indiscutible de mi vida. Reconozco que nunca fui un hacha de la organización y el orden pero, sí me considero una persona que le gusta tener todo bajo control. No soy de esas personas que son capaces de disfrutar de la vida “dejándose llevar”. Me gusta planear las cosas, saber las opciones que tengo, las alternativas. Mi cabeza da muchas más vueltas de lo que realmente me gustaría.

Así que sí, como ya os he contado anteriormente, cuando empecé con este blog, lo hice con la finalidad de recuperar el control de mi vida. Dejar atrás el caos y tomar las riendas de mi nueva vida (como madre). Desde entonces he cambiado muchas cosas.

(más…)

Sobre/libro multijuegos de fieltro (DIY)

Es un juego de pesca, donde con unas cañas de pescar que tienen imanes tendrás que pescar una serie de pececitos que contienen también unos imanes.

No fue sin tiempo… como se suele decir. Hoy os enseño la primera manualidad con la que me uní a la tribu #losinventosdemama, un sobre/libro multijuegos de fieltro.

Como su nombre indica es una especie de libro/sobre multijuegos de pesca hecho en fieltro. Se trataba de crear algo que sirviese para entretener a los peques sin necesidad de recurrir a la tecnología (móviles, tablet, consola…. ) y que además nos permitiese poder llevarlo a cualquier parte. Esto último es lo que hizo que me decantara por el fieltro, ya que da mucho juego a la hora de elaborar cosas, es muy flexible y no pesa nada.

(más…)

El Valor del Dinero!!

Hoy vivimos en una sociedad más consumista que antes, o como se suele decir, que en mis tiempos. Donde los niños tienen de todo y de más, y aún así, siguen pidiendo. Donde Papa Noel y los Reyes Magos, no le traen uno, sino dos, tres… decenas de regalos, regalos de listas que nosotros mismos les ayudamos a elaborar, colaborando en ese afán consumista. Y si alguno se perdió por el camino, siempre nos quedará un segundo intento en el cumpleaños. Sí, que ahora los cumples son otro nivel, y también incluyen lista. Los juguetes ahora tienen fecha de caducidad, da igual que nuevo esté o lo bien/mal que lo cuidemos, pronto saldrá un modelo nuevo, la versión 2.0, y nos las ingeniaremos, sin mucho esfuerzo, por tenerla.

Por eso me gustaría enseñarle a mi niño, desde pequeñito, desde ya, que las cosas hay que cuidarlas. Que cuestan dinero. Y que el dinero supone trabajo y esfuerzo conseguirlo. Que no se puede comprar todo lo que se quiere y cuando se quiere. Que hay que valorar más lo que se tiene, y no, lo que no se tiene.

Sin embargo, como le explicas todo esto a un niño que acaba de cumplir tres años?

(más…)

Tecnología… Sí!!

El uso de la tecnología es un tema que trae mucha controversia, pero cuando se habla del uso de la tecnología en niños, muchísima más. Nos podemos encontrar opiniones de todo tipo y para todos los gustos. Desde que son perjudiciales porque generan adicción, insomnio, aislamiento, obesidad… a todo lo contrario, que ayudan con el aprendizaje, la autoconfianza, la comunicación y colaboración, la toma de decisiones…

No voy a entrar en el debate de si es malo o no. Pero si me preguntaran que pienso… diría que para que el uso de la tecnología produzca obesidad en un niño, es necesario que ese niño eche muchas horas sentado, delante de la tele, el ordenador, la consola… Diría que si le produce insomnio es porque le estamos dejando jugar a una hora que no es la adecuada (siempre se recomienda no hacerlo antes de la hora de dormir para que no se estimulen en exceso). Y si es aislamiento, diría que es porque están anteponiendo la tecnología a relacionarse con el mundo. En definitiva, yo considero que la tecnología en sí, no es mala. Lo que es malo, es el uso irresponsable de la tecnología. Y la responsabilidad máxima de que eso no suceda NO es de los niños, sino de los padres. Somos los padres los que debemos establecer unas normas, unos horarios… debemos educarlos en el correcto uso de la tecnología y estar pendientes en todo momento de los efectos que provocan en ellos.

(más…)