Sábado 23 de marzo, en mi agenda aparece en letras grandes #MBDay19, como si se me fuera a olvidar, pienso. Llevo esperando esta fecha desde el mismo momento que terminó el #MBDay18. Mi primer MBDay.

Hace días que tengo todo preparado. Las ganas de revivir este día me emociona y abruma a partes iguales. El año pasado el MBDay dejó el listón muy alto, tanto, que no se si este podrá superarlo. Lo que sí se, es que llevo la misma ilusión y ganas que la primera vez, o incluso más. Ganas de abrazar, de conocer, de aprender, de disfrutar, de soñar… sí, soñar, porque en parte, el MBDay es un sueño.

Desde el mismo momento que puse un pié en Madrid, todo se convirtió en magia.

Y no hablo de la magia con la que siempre nos hace disfrutar un papá mago. No, magia de la de los cuentos. Como si hubiese venido el hada madrina de cenicienta, que por alguna extraña razón me la imagino con la voz de Mónica, la jefísima, y me hubiese dicho: “disfrútalo mucho porque esto lo hacemos por vosotros, sino yo no me meto en estos fregaos… tienes hasta las 19:00 de la tarde de hoy, luego volverás a ser la Cecilia de siempre”.

Pero, lo que no sabía mi hada madrina, es que ya no volveré a ser nunca la Cecilia de siempre. Porque el #MBDAY19 me ha enseñado:

(más…)