El slime vuelve a estar de moda!! Y digo vuelve, porque cuando era niña ya jugábamos con él, solo que entonces lo llamábamos “blandiblú”. Os acordáis? Creo que es imposible olvidarse de ese moco verde y viscoso, no se si daba asco o gustirrinín, pero nos pasábamos ratos y ratos manoseando y estirando esa cosa pegajosa. Siempre acababan llenos de basura de caer al suelo y por lo tanto adquiriendo un color oscuro desagradable. Momento en el que nuestras madres aprovechaban, añadiría que deseosas, para deshacerse de él sin que nosotros pudiésemos rechistar.

Ahora, unos cuantos años después, descubro que ese divertido moco verde se puede hacer en casa, de una manera muy sencilla, utilizando materiales muy asequibles y además del color que más nos guste. Espera que se lo cuente al peque, va a alucinar, me dije!!

(más…)