Etiqueta: Maternidad

Hostia, ya!!

Sí, escuchas esas palabras… hostia, ya! Y sabes que algo no va bien, que esa persona está enfadada, cabreada, frustrada… pero… y si esas palabras las escuchas en un niño de tres años?

Tengo que decir que a excepción de alguna vez que soltó alguna palabrota por imitación cuando estaba empezando a hablar, y quedó ahí, en la anécdota del momento, es la primera vez que le escucho decir una palabrota con todo su significado, en respuesta a una acción, a una situación.

Y cuando lo dijo, tengo que reconocer que me quedé paralizada, sin saber muy bien cómo reaccionar y que hacer. Tardé unos segundos en ir a su lado a ver lo que había pasado, a que se debía esa reacción.

Al llegar a su cuarto me lo encontré frustrado. Frustrado porque al querer montar unas piezas de un juego y ver que no le salía como quería… su impulso fue tirar todo al suelo y gritar: hostia, ya!!

(más…)

San Valentín… con hijos!

San Valentín, ese día en el que las parejas hacen gala de su amor. Las floristerías y restaurantes, las perfumerías y joyerías, hacen su agosto particular. Y mira, no vengo a criticar si es algo comercial o no. No, señores. Todo lo contrario, vengo a deciros que lo aprovechéis por todo lo alto. Porque a veces cuando estamos atascados, solo necesitamos un empujón, una excusa para volver a tomar las riendas.

Vengo a deciros que hoy, dejéis de lado todo el estrés, los enfados, el trabajo, las culpas, los reproches… vengo a pediros que os cojáis de la mano, os miréis a los ojos, y os dejéis llevar sin importar lo demás. Quiero que os deis cuenta de lo mucho que os echáis de menos a pesar de vivir bajo el mismo techo. De lo importante que es dedicarle tiempo a nuestros hijos, pero también a la pareja. Porque sí, tener hijos sin duda es un reto para la pareja. Y solo depende de lo unidos que estemos para poder superar esos retos o quedarnos por el camino.

(más…)

Adicta a Marta Rivas Rius!!

Vale, ya se que no se puede ser adicta a una persona. Pero es que Marta no es una persona cualquiera.

Aún recuerdo la primera vez que Marta apareció por el mundo madresférico, casi a la par que yo. Podcast de madresfera en directo, Mónica se prepara para saludar a todos los presentes en el chat, de repente nueva oyente en el chat, martarivasrius!! Acto seguido, Sunne, con el humor que lo caracteriza, entre risas y bromas, la apodaría Stradivarius. Sí sí… Stradivarius. Pero no creáis que a Marta le pareció mal, porque Marta se toma la vida con humor, con alegría, con optimismo… siempre con una sonrisa en la cara. Así que cariñosamente le quedó el apodo de Stradivarius. Pero no por mucho tiempo. Porque Marta se ha ganado a pulso, llamarla por su nombre, con todas las letras, MARTA RIVAS RIUS.

(más…)

Voy a por ti!!

Sí, te lo digo a ti. Que conoces mis debilidades. Que aprovechas la mínima para acecharme, y yo como una tonta, caigo en tus redes. Y lo hago a sabiendas de que me va a perjudicar. De que luego voy a estar desbordada y me voy a sentir mal. Sabré que he malgastado el tiempo por tu culpa.

A ti, que te miro de frente pero sin hacerte frente. Hoy te digo… basta!

(más…)

Deseo de Navidad!!

Han pasado casi cinco meses y sin embargo te miro embobada, aun no me puedo creer que estés aquí conmigo, tan hermoso, tan lleno de vida, y tal como indica tu nombre, tan deseado… Hace nada eras mi deseo al apagar las velas de la tarta, al saltar la hoguera de san Juan, al comer las doce uvas de Navidad… Y ahora, aquí estas…. Después de meses de alegría, preocupación, desconocimiento, expectación…. Después de meses de lloros, risas, dolor, cansancio, noches enteras sin dormir, pero sobretodo, sobretodo FELICIDAD. Aquí estoy a tu ladito, incrédula de mi, incrédula de verte… Mis palabras son escasas, insignificantes, para poder expresar lo feliz que me has hecho. Me has cambiado la vida, has cambiado el significado a mi vida, has cambiado las prioridades a mi vida…. Y ahora mi vida eres tu! Ahora cuando vaya a apagar las velas, a saltar la hoguera de san Juan, a comer las uvas de Navidad… mi mayor deseo será verte crecer feliz y sano, que me perdones cuando te enfades conmigo por intentar educarte lo mejor posible, que esta unión tan grande que tenemos ahora no se acabe nunca, y nunca te olvides que tu madre siempre estará a tu lado.

(más…)